Feb 04, 2016 Blog, Redes sociales 0 comentarios

¿Cómo ayuda Facebook a mi negocio?

Cuando pensamos publicitar nuestro negocio y queremos darle visibilidad con el menor coste posible rápidamente vienen a nuestra mente las redes sociales. Esta, que es una buena idea, necesita ser madurada antes de ponerla en marcha.

 

Crear tu propia “Fan Page” de Facebook es rápido, sencillo y gratis, aunque para llegar a más público es casi imprescindible contratar sus anuncios. Bien es cierto que tienen precios asequibles. Pero todo ello no nos servirá de mucho si antes no planificamos qué queremos hacer con ella. Si te haces esta pregunta, rápidamente te responderás que es el sitio ideal para mostrar qué sabes hacer como profesional o qué es lo que oferta tu empresa al cliente: buenos productos, precios imbatibles, artículos originales que no se encuentran en otro sitio… Eso está muy bien, pero, ¿Cómo vas a contarlo?

 

Nuestra página de Facebook muestra lo bueno y lo malo de nosotros, aunque no queramos. Por eso hemos de cuidar mucho su contenido. Básicamente si tuviéramos que resumir las pautas a seguir lo haríamos con estos conceptos (te los explicamos detenidamente en este post):

 

  • Claridad

  • Calidad

  • Organización

  • Sencillez

  • Utilidad

 

No necesariamente los tendremos en cuenta en este orden de importancia porque todo dependerá del momento y sus circunstancias. Unas líneas más abajo explicaré qué quiero decir con cada premisa.

 

Para empezar a contar a través de Facebook (más adelante veremos otras redes sociales) debes definir tus objetivos iniciales. Probablemente con el tiempo y la experiencia matizarás tu estrategia a seguir, pero siempre hay que comenzar por algo.

 

Por ejemplo, si tienes una tienda de ropa en la que prestas mucha atención a las tendencias, tu propia página de Facebook te servirá de gran ayuda, pero deberás definir la línea que caracteriza a tu negocio y publicar en consecuencia. Y es que en la actualidad la creciente competencia dentro y fuera de tu localidad, no digamos ya también en internet, obliga a los emprendedores a especializarse y dejar muy clara la filosofía, digámoslo así, de su negocio.

 

En las redes sociales en general, y en Facebook en particular, los contenidos que más público atraen son básicamente gráficos (fotos y vídeos). Es imprescindible cuidar mucho la calidad de las imágenes porque así conseguiremos más seguidores y demostraremos que nos gustan las cosas bien hechas, que somos profesionales serios que se preocupan por cuidar cada detalle de nuestro negocio.

 

Nuestra página es nuestro escaparate virtual, ¡mímalo!.

 

Esto muchas veces se pasa por alto, se comparten fotos de muy baja calidad o que no aportan nada a quienes las ven.

 

El 80% de la importancia que adquirirá nuestra página de Facebook se basa en tener clara esta cuestión, merece la pena dedicar nuestro tiempo a ella, o contar con profesionales especializados en estas tareas. El dinero que empleemos en contratar a alguien que nos haga la labor será en realidad una inversión que nos ahorrará tiempo y algún que otro quebradero de cabeza porque a través de internet nos verá muchas personas que podrían convertirse en nuestros clientes a corto o medio plazo.

 

De todas formas, no te apures, seguiré escribiendo sobre estas cuestiones en otros post para especificar esos detalles que parecen complicados, pero que en realidad no lo son tanto y nos serán de mucha ayuda para manejar las redes sociales con soltura.