Jun 13, 2016 Blog, Redes sociales 0 comentarios

Lo mejor del #DebateM4 estará en Twitter

¿Son útiles los debates electorales?. Depende para quién y para qué.

 

Los partidos están tan encorsetados en sus argumentarios que si esperamos sacar conclusiones de los debates para decidir el voto en el ámbito estrictamente del contenido político, quizás no consigamos colmar nuestras expectativas.

Debate-twitter-elecciones

Imágenes de Twitter relacionadas con el hastag “DebateM4, entre las tendencias de la tarde.

Los debates televisados como el que se celebrará esta noche (a partir de las 22 h., aunque habrá programas especiales antes) entre los cuatro candidatos de los partidos con mayor número de votos registrados en las últimas elecciones generales trascienden en las redes sociales por pequeños detalles. La repercusión de la contienda dialéctica se basa más en la anécdota difundida especialmente por Twitter que en la idea general de quién ha conseguido vencer con su oratoria y su capacidad de convicción argumental.

 

Un error retransmitido por la tele te puede convertir en TT en Twitter

Un ejemplo de lo que decimos es lo que ocurrió con el debate que en La Sexta tuvo lugar anoche (#ObjetivoDebateEconomía), moderado por Ana Pastor, en el que participaron Luis de Guindos (PP), Jordi Sevilla (PSOE), Alberto Garzón (Unidos Podemos) y Luis Garicano (Ciudadanos). Un error técnico de la cadena fue lo más comentado en Twitter para divertimento de los usuarios de esta red social. Mientras terminaban de hablar los políticos, en la información sobre programación se indicaba “El club de la comedia”. Dicho así no tiene mucha gracia, pero lo cierto es que en el contexto del debate seguido en directo dio gran juego con multitud de comentarios.

Captura del programa #ObjetivoDebateEconomía, en La Sexta.

Captura del programa #ObjetivoDebateEconomía, en La Sexta.

Hay estrategias muy diferentes, los candidatos saben que cualquier error tendrá una proyección infinitamente mayor que sus aciertos gracias a las redes sociales. Unos prefieren preparar bien el discurso, otros optan por trabajar la puesta en escena conscientes de que la imagen es fundamental en televisión. Otros se ciñen a las ideas y contenidos que han trabajado previamente para no meter la pata, sin rebatir demasiado, y otros optan por atacar y contratacar para dar mayor dinamismo y alcanzar protagonismo. Lo que está claro es que todos tienen claro el poder de las redes sociales, que de forma instantánea y en tiempo real trasladan las opiniones que tienen los espectadores. Twitter en este sentido es un arma poderosísima, para bien y para mal, los asesores que acompañan a los políticos en plató están muy pendientes del móvil para ver la evolución del debate a través de los ojos de los usuarios.

 

En Twitter se produce un debate paralelo al “oficial”, mucho más divertido. Hay espontaneidad, originalidad, pero también, seamos francos, muchos usuarios ya tienen los “memes” preparados de antemano y generan sus propios chistes al margen del debate real que se desarrolla en la tele.

 

Si esta noche te quieres divertir viendo el debate, echa un vistazo al hastag #DebateM4 o al que indicarán las cadenas de televisión que lo retransmitan (normalmente introducen su nombre identificativo para ganar audiencia). También puedes participar, es una forma de ganar notoriedad e influencia en esta red social. Si tu opinión es ingeniosa, graciosa o interesante, conseguirás seguidores interesados en ver qué piensas de otros temas. Yendo a los lugares en los que se concentra la atención de los usuarios en un determinado momento logras visibilidad que, usada con cabeza, te será muy útil.